miércoles, marzo 19, 2008

MATILDE ESPINOSA

Escribo esta nota con la tristeza viva por la noticia de la muerte de Matilde Espinosa hoy 19 de Marzo en Bogotá. Mucho se va decir en los días y en los meses siguientes sobre la vida y la obra literaria (el adjetivo cubre a las dos) de esta mujer excepcional. Yo quiero simplemente recordar ("volver a pasar por el corazón") un poema de Matilde, que pienso que la describe mejor que cualquier texto de otra mano, y que para mí es una oración de uso cotidiano, tan importante y "práctica" (y además tan eficaz) como la de San Francisco de Asis.

LOS DONES OCULTOS

Saber callar

en el instante mismo de la pena

cuando los labios – roto temblor –

entierran la palabra y el sollozo.


No recordar el nombre

De quien alguna vez

Nos hizo daño.


Ignorar la mirada

Que te empaña la hora

De un transparente día.


Dolerte de la bestia

Pequeña y extraviada,

dolerte de su sed.


Abrirle espacio puro

Al pájaro que equivocó su vuelo

Y tropezó en tu espejo.


Escuchar a los niños

Como si fueran viejos

Y tomar sus palabras

Con el gozo infantil

De un recodo lejano.


Saber llegar a tiempo

Y colmar de esperanza

La ansiedad del que espera.


Entender las criaturas

Sabiendo que sus gestos

Son el lenguaje claro

Que nos descubre el mundo

Que llevamos por dentro.

1 comentario:

Luz Elena dijo...

Interesante tu blog. Pertinente tu opinión y pésame respecto a Matilde.
¿escribiste 19 de abril con alguna intención?